La actuación es simple y de bajo presupuesto; se generan dos niveles de plantación que se unificarán formando el muro vegetal:

/ El suelo, desde donde nacen ejemplares de Parthenocissus combinados con Clematis, Bouganvillea y Bignonia logrando formas triangulares gracias a un soporte metálico de tubos y cables de acero.

/ Nivel superior, los maceteros son metálicos, soldados a la estructura. Las especies que cuelgan son Wisteria y Parthenocissus.

La nueva terraza mejora la calidad del espacio, ofreciendo sombra en verano y sol en invierno y favoreciendo la ventilación y aislamiento del edificio. Además, se ofrece al usuario la oportunidad de disfrutar de plantas aromáticas que ellos mismos autogestionan.

Anuncios